IFPS - ACA | Certamen Educar
15790
page-template-default,page,page-id-15790,theme-bridge,multiple-domain-ifps-org-ar,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

OBJETIVO  Reflexionar junto a los niños y jóvenes sobre la aspiración profunda que todas las personas y todos los pueblos tienen vivir en paz.  Proponer las acciones de acoger, proteger, promover e integrar a aquellos que más sufren como camino para alcanzar y vivir la......

DESTINATARIOS Alumnos de Escuelas de Gestión Pública y Privada de todo el país, de los niveles primario, secundario y de Educación Especial. PARTICIPACIÓN GRATUITA Cada participante podrá participar en una categoría y con un único trabajo, que debe ser realizado en forma individual. La participación......

La inscripción estará abierta hasta el 30 de agosto de 2020. La participación es gratuita. FORMULARIOS PARA LA PRESENTACIÓN DE TRABAJOS Expresiones Plásticas: https://forms.gle/n1mHmb27bH7S538B9   Arte Digital: https://forms.gle/YBgMWufdmkwVYuJt6 Comics: https://forms.gle/H1G8MLs2SSGFTXHS7 Mural Callejero: https://forms.gle/17gwSjuY4s8DSvTs7 EVALUACIÓN DEL JURADO Un prestigioso jurado nos acompaña en cada edición, oportunamente será......

LA PAZ COMO CAMINO DE ESPERANZA: DIÁLOGO, RECONCILIACIÓN Y CONVERSIÓN ECOLÓGICA

LA PAZ COMO CAMINO DE ESPERANZA: DIÁLOGO, RECONCILIACIÓN Y CONVERSIÓN ECOLÓGICA

LA PAZ COMO CAMINO DE ESPERANZA: DIÁLOGO, RECONCILIACIÓN
Y CONVERSIÓN ECOLÓGICA

La paz, como objeto de nuestra esperanza, es un bien precioso, al que aspira toda la humanidad.
La esperanza es la virtud que nos pone en camino, nos da alas para avanzar, incluso cuando los obstáculos parecen insuperables.
Nuestra comunidad humana lleva, en la memoria y en la carne, los signos de las guerras y de los conflictos que se han producido…
Sabemos que la guerra a menudo comienza por la intole-
rancia a la diversidad del otro, lo que fomenta el deseo de posesión y la voluntad de dominio.
Nace en el corazón del hombre por el egoísmo y la soberbia, por el odio que instiga a destruir, a encerrar al otro en una imagen negativa, a excluirlo y eliminarlo.
Debemos buscar una verdadera fraternidad, que esté basada sobre nuestro origen común en Dios y ejercida en el diálogo y la confianza recíproca.
El deseo de paz está profundamente inscrito en el corazón del hombre y no debemos resignarnos a nada menos que esto.
El mundo no necesita palabras vacías, sino testigos convencidos, artesanos de la paz abiertos al diálogo sin exclusión ni manipulación.
El proceso de paz es un trabajo paciente que busca la verdad y la justicia, que honra la memoria de las víctimas y que se abre, paso a paso, a una esperanza común, más fuerte que la venganza.
La cuestión de la paz impregna todas las dimensiones de la vida comunitaria: nunca habrá una paz verdadera a menos que seamos capaces de construir un sistema económico más justo.
Este camino de reconciliación es también escucha y contemplación del mundo que Dios nos dio para convertirlo en nuestra casa común. Requiere paciencia y confianza. La paz no se logra si no se la espera.
Se trata de creer en la posibilidad de la paz, de creer que el otro tiene nuestra misma necesidad de paz. En esto, podemos inspirarnos en el amor de Dios por cada uno de nosotros, un amor liberador, ilimitado, gratuito e incansable.
MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO PARA LA 53ª JORNADA MUNDIAL DE LA PAZ – 1 DE ENERO DE 2020 (www.vatican.va).